Marisol Soler
 

 

 

   Pintora  impresionista autodidacta nacida en un mes de  marzo, ya desde niña despuntaba como dibujante. Siempre gustó de los pintores clásicos y sus épocas, no sólo desde un punto de vista plástico, sino histórico y cultural. Siempre se define como buena “copista”. Es en el período maternal (4 vástagos) cuando decide retomar su afición. Se hace con bastidores, lienzos, pinceles y demás aperos del arte y se erige en su mayor crítica. Quiero aprender a pintar. Toma sus primeras clases de pintura en una etapa inicial con profesores figurativos, puliendo básicamente su técnica del color y perspectivas, pero no llena su pretensión. 
Conoce posteriormente a la impresionista Begoña Rojas,  y entra como discípula en su escuela. Es aquí cuando decide el camino a seguir: impresionismo y donde se configura su estilo característico.

 

 
 

 Lista pintores
 Sala 1
 Criticas
 Exposiciones
 Correo